CONSEJOS ÚTILES para ser en una PERSONA POSITIVA

POR Isabel Aznar
24/11/2021

¿Cómo ser una persona positiva?

“Las personas positivas, dicen que todo lo positivo es bueno”

 

 

Efectivamente, es mucho mejor estar con personas positivas que estar con personas negativas.

Pero, ¿qué sucede cuando estás con personas altamente positivas?

 

 

Cuando una persona se muestra “como que todo es positivo y todo vale” muchas veces esta haciendo un esfuerzo grandioso para sentirse aceptada.

 

Una persona positiva no es la personas que finge estar al 100%.

Sino, es la persona que está equilibrada

 

 

 

¿Cómo puedes saber si la persona está equilibrada o, esta fingiendo ser quien no es?

 

 

Quizás alguna vez has dado con un tipo de personas que aparentemente, hacen como que la vida les fuese bien. Se muestran alegres y felices, pero la realidad, no es esa. Además, se las suele notar bastante que fingen.

 

 

Este tipo de personas no suelen sentirse bien con ellas mismas, puede que tengan buenos resultados que no los saben valorar. O puede que tengan resultados pésimos y siempre se quejen que no consiguen lo que quieren. Ambas opciones, llegan a la negatividad.

 

 

Lo mejor que puedes hacer con este tipo de personas es alejarte de ellas. Son personas que se comparan y además, son personas que no ayudan, sino, perjudican a los demás.

 

 

A veces, topamos con personas que aparentemente se las ve bien, pero nos sentimos diferentes cuando estamos con ellas o, cuando nos alejamos de ellas. De hecho, cuando nos alejamos de ellas, nuestra salud mejora. Quizás lo hayas observado o, quizás a partir de ahora empieces a ser consciente de ello.

 

 

Son personas que energéticamente, no están equilibradas. Posiblemente sean muy racionales y respondan a esquemas mentales muy concretos. No suelen aceptar opiniones de otras personas.

 

 

A veces, se callan sus opiniones para eliminar cualquier tipo de juicio de valor, pero, en ese silencio, sus juicios de valor son propios. Si una persona que critica al entorno, imagínate el tipo de críticas debe de tener sobre si misma.

 

En estos casos, lo mejor que puedes hacer es sentir cómo te hace sentir esta persona. Da igual el tipo de relaciones que tengas con ella. Posiblemente, sea doloroso romper el lazo de unión que tienes con ella, pero recuerda que cuando antes lo rompas, desde el perdón, mejor os irá a ambas: a ella y a ti.

 

Entonces, vamos a ver las características de las personas negativas:

 

  1. Se quejan y son personas pesimistas
  2. Renuncian cuando las cosas no salen como ellas esperan.
  3. Se toman las cosas como algo personal
  4. Se centran en sus defectos
  5. Tienen complejos y niegan salir de la zona conocida.
  6. Dan prioridad a lo que puedan pensar de ellas, por eso aparentan ser quienes no son
  7. Culpan a los demás de sus fracasos
  8. Se comparan y se justifican por todo.

 

 

 

Una vez conocí a una persona que por miedo a que la criticaran los demás y mostrarse perfecta, siempre decía que todo la valía y que todo estaba bien. Pero, la realidad es que decía que todo estaba bien, y cuando la otra persona se alejaba, empezaba a criticarla a sus espaldas.

En realidad, ponía cara alegre como “Si, me encanta el plan” pero nunca la llenaba ningún plan.

 

 

Las personas positivas, son personas que están equilibradas y además,

se muestran tal y como son. Sin apariencias.

Ellas mismas se dan valor y valoran a los demás por ser personas.

 

 

Es difícil llegar a este punto en el mundo en el que vivimos. Nos exponemos a cambios bruscos y nuestra mente suele estar programada por quien esperan que seas, antes de admirar quien eres en realidad, por tus virtudes, por tus expectativas, por tus metas logradas y sobretodo, por tu buen corazón.

 

Esta sensación puede acompañar a lo largo de la vida de las personas y además, llega un momento en el que el caparazón que creamos a lo largo de una vida puede hacernos dudar de quien somos realmente.

 

 

Lo mejor que podemos hacer, es superar nuestras debilidades, así, como disfrutar de nuestras virtudes. Aceptar, que somos personas y podemos equivocarnos igual que podemos superarnos. Una vez aceptemos esto, aprenderemos a ver la vida de una forma mucho más armoniosa.

 

Ahora bien, cuales son las características que ofrecen las personas positivas:

 

  1. Están agradecidas con la vida: saben que la propia vida les dará lo que necesitan en cada momento.
  2. Agradecen lo que tienen y se concentran en cómo conseguir lo que ellas quieren.
  3. Aceptan que lo que no tienen, es porque no les pertenecen.
  4. Aprecian las cosas simples que viven en el día a día.  Por ejemplo, cuando pasean por un parque, aman la naturaleza.
  5. Trabajan su diálogo interno. Descartan la negatividad de este diálogo para volverse a equilibrar.
  6. Viven el presente: curran los ciclos del pasado. Aprenden que si están bien en el presente, el futuro será mejor.
  7. Evitan ver las noticias y leer la prensa, porque ven que la imagen que dan es muy negativa de un mundo irreal.
  8. Se separan de personas negativas. 
  9. Dejan el victimismo a un lado y se centran en la responsabilidad. 
  10. No critican y tampoco juzgan. Aceptan a las personas como son. 
  11. Demuestran el amor que sienten por el resto de las personas. 
  12. No se comparan y aceptan la crítica con agradecimiento.
  13. Ven los problemas como oportunidades para crecer.
  14. Apuestan por el pequeño paso y abren la puerta a la posibilidad y olvidan la crítica de “no es posible”.

Confía en ti y verás como tú vida da un giro hacia el lugar correcto. 

 

 

Una persona equilibrada, acepta lo que es, trabaja sus imperfecciones y tiene una vida equilibrada.

Sabe que su estilo de vida nace en el equilibrio que ella tiene y cuida mucho su propia energía. Tiene cuidado con las personas con las que pasa su tiempo. De este modo comparte su mejor versión con quienes tiene a su alrededor y los que conviven con ella disfrtan también. Se retroalimentan desarrollando mayor confianza. 

 

Si eres una persona equilibrada posiblemente tengas muchas de estas características.

 

También es posible que pases por momentos que no te acompañan tanto y aprendas a gestionar el momento viviéndolo en el día a día.

 

Ahora con estas claves, aprenderás a sentirte mejor contigo misma porque a medida que las trabajes, aprenderás la importancia de quien eres, qué haces y que tienes con lo que haces…

 

¡Analízalo!

 

 

 

¿Cómo ser una persona equilibrada?

 

Quizá alguna vez te has encontrado con alguna persona que se la veía tranquila.

 

Cuando damos con este tipo de personas, nos preguntamos cómo puede ser posible que alguien así exista.

 

Cuando te encuentras con una persona equilibrada, te das cuenta que cada cosa que dice, la lleva a cabo.

 

Puede que sea más difícil lo que está buscando, pero aún así, insiste en conseguir lo que ella decidió.

 

Es como si por arte de magia, todo surgiera a su favor y que todo fluyera como ella realmente deseaba.

 

Este tipo de personas, son las que abren puertas a quienes tienen a su alrededor, pues en ellas está la grandeza de seguir hacia adelante, porque ellas lo eligen.

 

Seguramente tu has estado alguna vez, en una situación así. Es la sensación felicidad y esa felicidad te anima a que tu sigas hacia adelante para cumplir tus sueños.

 

Cuando decides ir a por tus sueños, sabes que todo comienza en un montón de objetivos que tienes que organizar y detallar el plan que te ayudará a llegar a ellos.

 

 

El primer paso es aceptar que tienes que equilibrar tu mente.

Si equilibras tu mente, tu energía se eleva hacia lo que tu necesitas.

 

 

 

En este articulo te voy a regalar una rutina que tienes que hacer cada día. Te aseguro que si la practicas notarás grandes cambios. Te la voy a detallar ahora mismo:

 

  1. Por la mañana, antes de desayunar, bébete un vaso de agua caliente. Eliminarás toxinas que se quedaron en tu estómago durante la noche.
  2. Medita por la mañana de 5-15 minutos. Te ayudará a elevar tu energía para empezar el día.
  3. Observa la naturaleza, es abundante como abundante eres tu. Respira hondo unas 5 veces.
  4. Después desayuna diciéndote afirmaciones bonitas. Recuerda que vales mucho.
  5. Dúchate. Aunque parezca muy obvio a día de hoy, la higiene diaria es muy importante. El agua limpia y también, te ayuda a mover tu energía vital y te despierta por la mañana.
  6. Ve al trabajo y mientras caminas piensa en cosas positivas.
  7. Aprende a desapegarte emocionalmente, si lo consigues dejarás de empatizar con las personas que te quitan la energía.
  8. Finaliza tu día perdonando y agradeciendo el día tan maravilloso que has tenido (encuentra motivos por los que agradecer)
  9. Di un te quiero de verdad
  10. Sonríe.

 

Si repites esta rutina y además, añades hábitos sanos y positivos a tu vida, sentirás como tu energía se eleva.

 

Cada día irás mejorando y además, poco a poco, crearás un hábito que te ayudará a sentirte súper bien.

 

Si quieres saber mucho más, te invito a visitar este enlace

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.