Fórmula científica | Cómo cambiar tus pensamientos neurológicamente

POR Isabel Aznar
20/08/2021

 

Tenemos millones de recuerdos en nuestra mente.

Todos ellos se guardan en la parte más pequeña llamada subconsciente.

 

 

Los recuerdos crean estímulos emocionales y son los encargados de provocar nuestros sentimientos. 

 

Los sentimientos reflejan nuestras creencias y ellas, hacen que perdamos una oportunidad o disfrutemos de la experiencia. 

 

Creemos que vivimos en el presente, pero la realidad de nuestro presente, es que estamos viviendo una falsa realidad. 

 

 

Si te fijas cada vez tenemos más datos científicos que confirman estos estudios.

 

Hoy te  voy a explicar porqué. 

 

Muchas veces, vivimos experiencias que no sabemos cómo asimilarlas. Nos sentimos juzgados, si no tenemos los resultados que esperan de nosotros nos sentimos frustrados, nos atrapamos emocionalmente a la dependencia que crea dolor y sufrimos por ello mediante dolores corporales, perdidas de la parte material y finalmente desarrollamos dependencia del estres mental y esto nos enferma.

 

Si quieres saber más sobre este tema, te invito a leer este artículo: ¿Qué producen los sentimientos nocivos para la salud?

 

Por nuestra mente suelen pasar pensamientos como:

 

  • creemos que no podemos tener los resultados que deseamos
  • pensamos que la realidad es lo que nuestra mente nos dice
  • intentamos justificar nuestro comportamiento
  • buscamos aprobación
  • perdemos nuestra identidad
  • enfermamos

 

 

Si das un giro a tu mentalidad y empiezas a observar tu forma de pensar, empiezas a ser consciente de lo que estás viviendo, lo que estás viendo es lo que estás viviendo o, si tu entorno lo estás juzgando por tu creencia. 

 

Dicho de otra manera, quizá has observado alguna vez que, en tu mente tienes 2 diálogos en tu mente.

 

  • el diálogo analítico y racional, que es el diálogo que te ayuda a comprender, razonar las decisiones para tomar acción en tu vivida. 

 

  • el diálogo emocional y creativo que tiene que ver con la percepción de la vida, la creatividad y la ilusión por crear algo nuevo. 

 

Estos dos diálogos están en tu mente. Depende de tus pensamientos, puedes dirigirte hacia un resultado negativo o hacia un resultado positivo. 

 

 

Si quieres saber más sobre este tema, te invito a leer este artículo: ¿Tienes el pensamiento correcto?

 

¿Cómo observar estos pensamientos?

 

 

Fácil. Observa el primer pensamiento que tienes por la mañana nada más despertarte. Este pensamiendo dirige todo tu día. 

 

Si es un pensamiento positivo y te dirige hacia el presente o, si es un pensamiento negativo y te frena tu presente. 

 

Creemos que los pensamientos positivos son los mejores, pero muchas veces los pensamientos positivos también te atan al pasado. 

 

Si aprendes a observar los pensamientos que tienes, empiezas a modificar tu hábito de pensamiento. Solo tienes que equilibrar los dos hemisferios cerebrales para que la concentración a la que diriges tu energía se centre en el resultado final. 

 

 

Pero ¿cómo podemos cambiar nuestro pensamiento?

 

Tienes que saber cuál es la emoción que te provoca ese pensamiento, sentirla y dejarla ir. 

 

A partir de ahí rompes tu creencia, que no es más que una conexión neuronal que te limita. 

 

Cuando rompes esta conexión neuronal, abres tu mente a nuevas oportunidades y empiezas a vivir tu vida desde otra identidad. 

 

 

 

En ese momento creas una conexión neuronal nueva y la repetición de los actos que te acercan al resultado que quieres tener, son los que te preparan para que tengas una nueva percepción de la vida. 

 

 

De este modo, tú cambias tu identidad y te posicionas hacia el resultado que quieres tener. 

 

Para ello, tienes que crecer en tu espiritualidad crear asociaciones neuronales que te ayudar a tomar acción para acercarte a los planes que te dirigen hacia resultado más óptimo. 

 

Si quieres saber todos los pasos, te invito a leer mis libros que resolverán tus dudas de una vez por todas. 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.