Cuando crezcas, no te olvides quién te enseño de dónde vienes y cómo aplicaste lo que aprendiste.

Autor: Isabel Aznar - 12/05/2019

Todas las experiencias que has tenido, te han llevado hasta donde estás.

¿Qué has aprendido?
¿De quién has aprendido?
¿Cubren tus expectativas?
¿Cuales son tus resultados?

Cuando te cuesta aprender algo nuevo, busca una persona que haya conseguido lo que tú quieres potenciar.

Será quien te enseñe, a profundizar mucho más en ti. Para así crecer tú para conseguir aquello que tiene la persona que tú admiras.

Hay personas que crecen mucho y con el tiempo olvidan a aquellas personas que les enseñaron a ser más grandes.

Personas que les ayudaron y personas que apostaron por aquellas actitudes. Se fijaron que podían ayudarse.

Sin embargo, hay personas que crecen y olvidan todo aquello que recorrieron mientras aprendían.
Incluso deciden competir en contra de aquella persona que le enseñó.

¿Te ha pasado alguna vez?

Todo se vuelve más fácil, cuando decides dejar a un lado el ego. En vez de compararte, decides aprender.

Seleccionar todo aquello que aporta a tu sabiduría mediante el intelecto, para desarrollar tu propio talento.

Para ello, debes potenciar tu propia identidad. Aquello que tú eliges por ti, para ti, con el fin de ofrecer lo mejor de ti a los demás.

Deshacerte de todas aquellas etiquetas que no te corresponden y elegir las etiquetas propias.

En ese momento, dejas de intentar destacar. Decides ser simplemente tú.

Empiezas a trabajar con Alma, con cariño. Aprendes a cooperar por tu mundo mejor. Convertirlo en un mundo lleno de posibilidades para compartirlo con todos aquellos que te acompañan. Enseñar a aquellos que aparecen de repente.

¡Gracias!

Post dedicado a Laín,
La voz de tu alma:
www.lavozdetualma.com
www.maribelula.com