Una mujer sencillamente segura

Autor: Isabel Aznar - 18/12/2018

Todas las mujeres tenemos algo especial, destacar a alguien sencilla, como ejemplo de crecimiento personal.

 

Una chica aunque los comienzos son duros. Nos involucramos en la incertidumbre sin saber lo que pasará, sin concretar exactamente cuál es el resultado. 

 

Da igual cómo hiciste en el pasado, posiblemente desde lo más bajo, se  empieza por ahí... Del modo que empezamos muchos de nosotros:

 

La diferencia de estas mujeres, es que aman soñar, crear grandes ilusiones, concretar qué sueños quedan por construir. Decidir entre el abanico de posibilidades para elegir qué rumbo seguir: encontrar el progreso. 

 

Podemos emocionarnos, ser diferentes, llorar de vez en cuando: no por eso, dejamos de ser fuertes, valientes, luchadoras, seductoras, cariñosas, distantes, frías y controladoras. 

 

Esa es la partes que nos ayuda a conseguir nuestros sueños, ¡nuestras metas!

 

En esos momentos, nos gusta tener a un chico al lado que sea, valiente, seguro que nos apoye a crecer, que sepa cuándo aconsejarnos, o cuando abrazarnos. Distanciarse si es necesario. 

 

¡Queremos construir algo diferente, con alguien que nos sume, que no nos reste!

 

Aprendes que hacerse responsable de las circunstancias, te ayuda a darte cuenta quienes sois por la unión, de conseguir algo en común. 

 

Son personas responsables de su vida:

"Aunque no tenga claro el camino, sabe cuál es el destino: apuesta por él."

 

¿Sabes ese tipo de personas que aunque se sienten inseguras, se las ve seguras desde fuera?

Piensas: "consigue lo que se proponga"

Personas que no tiene la solución, aunque la encontraran.

 

Me gusta compartir esta reflexión contigo, pues nos encanta la persona sencilla, honesta, educada, buena persona y comparte el éxito con aquellas personas que la ayudaron a ser más grande: acepta sus debilidades ¡Las cambia!

 

Tal y como puedes ser tú.

Digo tú: ¡porque voy a revelarte el secreto!

 

Y es no tener que aparentar, alguien que no eres. 

Es convertirte en una persona segura, pasa sin hacer ruido, sale de un lugar sin dejarse ver. Y solo queda en la habitación el sonido del silencio cuando ella desaparece. 

 

Y es que una mujer segura, deja la huella de la humildad por la sencillez que te aporta. Es por eso, por lo que consigue su éxito, por la claridad que tienen sus palabras y la conducta que las acompaña. La discreción y la sencillez hacen que no pase desapercibida. 

 

Trabaja en ti, aquellas partes inseguras, aquellas partes que te dan tanto miedo. Obtén la seguridad de tus logros y tus progresos. Pues es el modo de conseguir tu verdadero éxito.

 

¡Enhorabuena!