Permítete equivocarte

POR Isabel Aznar
15/01/2021

 

Di la verdad, no te gusta equivocarte. 

 

 

Cada vez que lo haces, te sientes frustrada, te sientes un poco tonta...

En definitiva, meter la pata de vez en cuando está mal visto por la sociedad, aunque a veces,

un error pueda traer consecuencias beneficiosas. 

 

 

"Aprendemos de ensayo y error" de este modo, se desarrolla nuestro cerebro a la hora de desempeñar habilidades nuevas. 

 

Cuando te equivocas, recuerda que desde pequeña, nada fue tan fácil como pareció pero la si perfeccionas la rutina, conseguirás crear un hábito super enriquecedor. 

 

 

Los psicólogos de la Universidad de Michigan, EEUU, demostraron que para aprender de un error es lo que necesitamos para poder crecer. De este modo, nos volvemos más inteligentes. 

 

Está claro que no todos los errores tienen un lado positivo, pero muchos si que tienen una enseñanza enriquecedora y puedes encontrar grandes descubrimientos. 

 

Cada vez que te equivocas, el error te demuestra quien eres realmente, una persona humana, que se equivoca como todas las personas humanas del planeta. Forma parte de la vida y de los acontecimientos. 

 

 

 

"El principal truco para cometer buenos errores es no esconderlos, especialmente de sí mismo" - Daniel Dennet

 

Por eso, hay que ser valiente en este vida, para aprender de tus errores y mejorar como persona, de este modo, progresas y evolucinas. 

 

¿Te has fijado las personas que niegan sus errores, suelen quedarse siempre igual? 

 

Quizá te haya pasado como a mi, que hay personas en tu alrededor criticando lo que hacen los demás y luego ellas son las primeras que lo hacen. 

 

Si te permites equivocarte, puedes liberarte de creencias limitantes. De este modo,  tienes más claridad de cuales son tus prioridades y te acercas más para alcanzar tus metas. 

 

 

Si te permites ser tu misma y aceptas que cometes errores, con el tiempo aprenderás de estos errores y te hará reir tu equivocación. 

 

Pero lo más importante de todo este artículo es que te reconozcas a ti misma. Permítete equivocarte. Si lo haces eres mucho más feliz y te permites vivir la vida tal y como es. 

 

Y entonces, muy probablemente, volvamos a este momento, en el que entiendes cuál es tu verdadera identidad y desde la humildad, reconozcas que Maribélula te enseñó, a través de la lectura unida a las palabras que emiten tu amor junto a las sensaciones, el mensaje que esconde tu alma, el reconocimiento de ti misma, lo habrá hecho posible. 

Otro post relacionado: Cuando estás en el proceso de conseguir algo

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.