¿Qué puedes hacer para dejar de envidiar y empezar a admirar a alguien?

POR Isabel Aznar
18/04/2021

Normalmente cuando queremos tener resultados diferentes, lo normal es no saber por dónde empezar. 

 

Cuando te expones al cambio, la mente te juega malas pasadas diciéndote afirmaciones como: 

 

  • Jamás lo lograrás
  • No puedes tener resultados grandiosos
  • Quien eres tu para lograrlo

 

La realidad el asunto es que, el miedo es el que te dice que es lograrás o por el contrario, no lo conseguirás. 

 

 

Depende como gestiones tu miedo, obtendrás una solución. 

 

 

Cuando decidimos empezar, debemos aceptar el aprendizaje como un trayecto para avanzar en tu vida. Durante este aprendizaje, tu mayor reto es que sepas gestionar tu mente. Cuando gestionas tus emociones, aprendes que tu miedo, te enseña a valorar qué es lo que realmente importa. 

 

Si aprendes a utilizar tu miedo a tu favor, aprendes que cada miedo es el fruto de tu pensamiento. Muchas veces, creencias inculcadas por tu entorno. 

 

Cuando empiezas a gestionar tu miedo, aprendes a cambiar tu forma de pensar y evolucionas hacia la decisión que has tomado, es cuando aparecen las personas que te apoyan, las personas que se comparan contigo y desarrollan la envidia. No te preocupes, es normal. 

 

  • Muchas de estas personas, te dejaran ver ese lado más oscuro de ellas mismas a simple vista. Gracias a ello, tu te darás cuenta que es lo que despiertan en ti, lo sanarás y a partir de ahí, tu decidirás quien sigue en tu vida y quien dejará de estar.

 

  • Otras, te juzgarán por lo que estás haciendo porque les gustaría tener lo que tu tienes y saben que aunque podrían aprovechar la oportunidad, temen demasiado enfrentarse a su propio fracaso. Lo mejor, es brillar en estrella ajena. De este modo, si alguna vez fracasan, no se harán responsables de sus decisiones y te dirán que la culpa la tuviste tu. Este tipo de personas, te enseñarán a valorar todavía mas hacia donde te diriges y por que motivo lo haces. 

 

  • Algunas personas, no quieren lo que tú tienes, porque aceptan que el resultado final, no es para ellas. Este tipo de personas, son las peores. Te muestran su mejor lado, el más positivo y el más bonito, cuando en realidad no quieren que te vaya mejor que a ellas. Este tipo de personas te enseñarán que no merecen la pena y tu valorarás a las verdaderas personas que merecen la alegría. 

 

¿Cómo puedes solucionarlo? 

 

 

Lo mejor que puedes hacer en estos casos, es ser tu mejor versión. Eliminar tus miedos y tus dudas.

Mirar al resto de personas con cariño y con honor, por quienes son y admirar tu trayecto de vida. 

 

 

 

Si te dedicas a compararte con los demás, solo encontrarás diferencias y te encontrarás inferior. 

 

 

 

Si no aceptas tus complejos, seguirás juzgando a los demás. Encontrarás diferencias con los demás y tu propio complejo te hará creer que eres menos que el resto. 

 

 

La mente te dará argumentos para decirte todo lo que no vas a lograr y porqué deberías hablar con las personas para curar tus complejos. Pero, el problema no es del resto de las personas, el problema es cómo tu te sientes por juzgar las acciones de los demás. Cuando te haces responsable de esto, entiendes que el error está en tu programa mental y si lo eliminas, es cuando puedes sanar la relación. 

 

¿Cómo saber si lo estás haciendo bien? 

 

Si no te sientes realizada con la vida, posiblemente te sientes menospreciada. Te habrás dado cuenta que no puedes disfrutar de lo mejor de cada momento.

 

No aceptas que esa experiencia pueda ser buena para ti. Tu mente te hará creer que es algo bueno y negarás la experiencia. 

 

Pero la realidad es que sabes que la experiencia no va con la otra persona, es como tu te tomas los comentarios por tu forma de juzgar a los demás: 

 

  • Si juzgas pensarás que las personas te juzgan a ti. 
  • Si envidias pensarás que las personas te envidian a ti. 

 

 

No hay mejor espejo que sentir el engaño al que te has sometido toda tu vida y sobretodo,

no hay mejor verdad que reconocer quien merece en estar en tu vida o quién mereces dejar de estar

 

 

Las relaciones son transparentes cuando confías en que la otra persona es tan transparente contigo como tu con ella.  Cuando la miras a los ojos, aceptas tal y como es. Tu propia confianza te enseña la parte más bonita de su alma.

 

 

En el momento en que empiezas a juzgar, justo en ese momento, si no te miras tu propio complejo, la relación finalizará. Dale tiempo. 

 

 

¿Qué puedes hacer para dejar de envidiar y empezar a admirar a alguien? 

 

Las personas envidiamos a otras porque tenemos miedo de no conseguir nuestras expectativas. Cuando eres consciente que puedes tener todo lo que te propones empiezas a confiar en ti. Para conseguirlo tienes que seguir estos puntos clave que te cuento: 

 

  1. Aceptar qué es lo que te da envidia
  2. Observar cual es tu complejo
  3. Sentir por qué te sientes inferior
  4. Sentir qué parte del cuerpo te molesta cuando lo sientes (dolor de cabeza, dolor de estómago, dolor de corazón, ganas de llorar...) 
  5. Suelta la emoción y entenderás que el mayor miedo es que crees que tú no lo puedes tener. 
  6. Acepta si te compensa la relación, muchas veces es demasiado tóxica para seguir manteniéndola en tu vida. 
  7. Empieza a marcarte objetivos para lograrlos. 
  8. Trabaja tu autoestima
  9. Lleva una disciplina a cabo
  10. Busca cuales son tus prioridades 
  11. Evita la costumbre de compararte. 
  12. Confía en ti. 
  13. Cuando admiras a alguien tus principios y valores crecen, porque te amas a ti. 

 

Si quieres sanar la parte más vulnerable de ti y dejar de sentir estas sensaciones tan incomodas que te llegan a tu propia destrucción, te recomiendo este libro. ¡Te ayudará un montón!

 

 

 

 

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.