Si no dices lo que piensas, te niegas a ti misma

POR Isabel Aznar
06/08/2021

 

Si no dices lo que piensas, si no te muestras como eres,

porque te da miedo que no te acepten, ese mismo miedo lo tienen los demás. 

 

Muchas personas se sienten de esta manera y creen que es mejor guardar silencio antes que dar su opinión. 

 

 

La baja autoestima, la desconfianza en ti misma y sobretodo, no saber qué es la asertividad es lo que hace que tu no te sientas capaz de decir tu opinión. 

 

 

 

La asertividad es dar tu opinión y expresarte libremente. 

 

La mayoría de las personas que niegan su asertividad, es por la educación que han recibido. 

 

  • Te han obligado a reprimir tus emociones
  • Te han enseñado las personas más fuertes no muestran sus sentimientos.
  • Cuando te has mostrado como eres, te han negado tu personalidad.
  • Estado de sumisión

 

Estos estados llevan a la persona a sentirse fuera de lugar, también, les obligan a ceder antes de dar su opinión por miedo a no sentirse aceptados. Esta sensación te obliga a dejar de ser tu misma y a creer que tus opiniones y todo lo que has hecho en tu vida, no tiene valor. 

 

Es como vivir toda la vida en un "estado de ridículo", lo que te impide afrontar retos nuevos así como experiencias nuevas. 

 

Para superar el miedo a hacer el ridículo, tienes que seguir estos pasos que seguro que te ayudarán un montón: 

 

  • Analizate a ti misma.

Valora como te sientes y se sincera contigo misma.

Aunque te cueste, acepta donde te duele y porque te duele.

Muchas veces, tenemos recuerdos del pasado que pasamos por alto y son precisamente esos recuerdos los que no nos dejan mostrarnos asertivos. 

 

  • Empieza a decir qué es lo que piensas. 

Puedes empezar con las personas con las que tengas más confianza.

Asume la responsabilidad de aceptar su opinión.

Aunque sea un pequeño detalle, muestra tu opinión y poco a poco, ve sincerandote más.

De esta manera tu empezarás a darte más valor y también te valoraran más las personas que tienes a tu alrededor.

Recuerda que en estos momentos, ves la fortaleza de la relación que te une a esas personas.

O, por el contrario, quizá no era una relación tan limpia

 

  • Confía en ti misma. 

La mejor manera de darte valor, es cuando empiezas a confiar en ti misma

Para ello, tienes que permitirte dar tu opinión, al igual que cambiarla. 

Aceptar que tus valores, tus opiniones y tus sentimientos, son importantes.

Aprende a decir No, sin sentirte culpable. 

Permítete estar sola y ser independiente. 

 

 

 

Todas las personas, para sentirnos bien, tenemos que sentirnos realizadas. Especialmente las mujeres,

es la forma de que nos sintamos contentas y alegres. 

 

 

Para ello, tienes que expresarte tal y como eres.

Aceptarte tal y como eres y mejorar todas tus debilidades. 

 

 

De esta forma, tu aprendes a confiar en ti y gracias a ello, aprendes a elevar tu autoestima.

Te conviertes en una persona mucho más asertiva y compartes tu opinión respetando la opinión de los demás. 

 

 

A menudo, tendrás que equilibrar tus necesidades con las del resto y aprenderás cuando ceder y cuando decir no. De esta forma, tu seleccionarás mucho mejor tus deseos y aceptarás que muchas veces, no obtendrás lo que quieres. 

 

 

Entiendes que la importancia de ti misma aumenta cuando expresas cómo te sientes y asumes la responsabilidad de aceptarte a ti, como al resto. 

 

 

Para saber más haz click en cualquiera de las fotos

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.